07Diciembre

Gol de Oro, que levante la mano

Gol de Oro, que levante la mano

Cuando me invitaron a escribir esta columna sobre fútbol y demases, inmediatamente vino a mi mente el “bautizo gate”. Sí, me referiré a los “5 del bautizo”, los que le dieron un nuevo significado
para la palabra “bautizo”: Dícese de una tomatera a rajatabla. Todos condenaron, todos rasgaron vestiduras, hasta el curagüilla de la esquina se ofendió por la actitud de nuestros “crás”, los fariseos del periodismo deportivo pedían la ejecución moral de los jugadores, y en fin, todos tenían la altura y la integridad para juzgar y sancionar.

Pero he aquí mi reflexión con respecto al tema: ¿quién en su vida no ha tenido un “bautizo”? ¿acaso Ud. mi estimado lector nunca llegó tarde a su casa o a casa de su mamá o de su peuca con unas copas de más, tarde y enfiestado o “bautizado” de lo lindo? Como diría Américo: “Que levante
la mano, el que no farreó”.


¿Era Caszely un santo? ¿Zamorano la encarnación de Buda? ¿el sapito Livingstone un monje tibetano?, creame que no. Es más, antes se fumaba y tomaba en los camarines, en los descansos se tomaba café con un puchito y no un Gatorade como ahora. ¿Son acaso nuestros jugadores los más desordenados del planeta? ¿Ud. piensa mi querido lector californiano que los jugadores alemanes no toman? ¿que los franceses son muy ordenaditos? ¿que los brasileños son todos unos ángeles? Sabrán estos ágiles opinólogos deportivos que existió José Manuel Moreno, George Best, Romario, Maradona, Ronaldinho, hasta el chino Rios, puf!, la lista es enorme y todos tienen como factor común la genialidad y el desorden, verdaderos rockstars.


Pero hablando especificamente del maguinho Valdivia, sépalo: sin el no clasificamos al mundial, es por lejos uno de los mejores 10 del mundo, respetado por todos los grandes del continente. Nosotros, chilenos solidarios a medias, permitimos que en el resto del mundo lo hicieran pebre sin mayor consideración! a Valdivia, un talento como pocas veces se da en Chile, cuyo gran defecto es el desorden propio de la locura, locura que también expresa con cada pase y fantasía que realiza. Su gran pecado fue llegar tarde a la concentración de la selección antes del partido con Uruguay. Borghi, hombre bonachón, presionado y criticado por las funestas viudas de Bielsa, aplicó el castigo en forma poco criteriosa, no era necesaria la humillación pública de los jugadores, existían otras formas de sancionar sin tanta farandulización, sólo para darle el gusto a unos pocos y aparecer como incorruptible y disciplinado de la noche a la mañana.


Para peor en estos últimos días hemos tenido que soportar a la mujer de Valdivia dándose un festín en televisión con los desordenes de su propio marido, el desordenado aquel que le ha dado todos los lujos que ella, ni el mejor de sus sueños, pensó obtendría alguna vez. Es por eso chiquillos del tablón y del mesón, no debemos caer de buenas a primerasen condenar a los jugadores, ya que     también son artistas. Oiga! no es menor tener todos los ojos de un país puestos encima todos los días y soportar que cualquier pelotudo te grite o te diga lo que quiera, es una presión enorme. Haga el ejercicio: póngase en el lugar del artista, del jugador y verá que no es simple. Es mucho mas fácil opinar y disparar a diestra y siniestra con micrófono en mano y dos copetes del catering para envalentonarse.


Los jugadores son el centro de este deporte y son lo más noble de esta actividad, nos dan triunfos y alegrías, motivan nuestra fantasía y la de nuestros hijos y eso no lo puede decir ni hacer cualquiera. A cambio de todo eso, a veces debemos tolerar sus excentricidades e indisciplinas. Por eso yo, defiendo a los jugadores!!!

Posted in Cariñomalo

Comentarios (0)

    Déje un comentario

    Estás comentando como invitado. Autentificación opcional debajo.

    LOGIN
    Sign In or Register
    Username
    Password
    Remember me

    Secciones

    ads1

    news bg